EMAS III

EMAS III

Reglamento Europeo CE 1221/2009. Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (Eco-Management and Audit Scheme)

El reglamento EMAS III es un sistema de gestión medioambiental reconocido a nivel nacional e internacional que permite a las empresas gestionar de manera eficaz los riesgos medioambientales de sus actividades.

Con la verificación EMAS, las empresas extienden aún más su compromiso haciendo pública su declaración medioambiental, así como sus objetivos y metas y el grado de cumplimiento de las mismas.

Para obtener el reconocimiento público de la certificación de su empresa a través de la verificación EMAS, requiere de una auditoría realizada por una tercera parte independiente y acreditada para ello.

Todas las organizaciones españolas que hayan implantado un sistema EMAS, aparecen en la base de datos europea denominada EU EMAS REGISTER. Las solicitudes para la inscripción en el registro EMAS de organizaciones ubicadas en una Comunidad Autónoma se presentarán al organismo competente de esa Comunidad Autónoma.

Por parte de IPYC se identifica toda la legislación aplicable en materia medioambiental, se evalúa el grado de cumplimiento por parte de la empresa, se documenta el manual y protocolos correspondientes, se forma al personal involucrado y se apoya a la empresa en la implantación del sistema y en las acciones orientadas a cumplir con la legislación.

EMAS

Solicite Presupuesto

El ámbito de la implantación de la gestión medioambiental es uno de los referenciales en los que la calidad y experiencia del equipo consultor es más determinante.

¿Qué valor aporta a mi empresa?

  • Mejora el comportamiento ambiental de la empresa a todos los niveles de la organización.
  • Contribuye al desarrollo de la economía circular.
  • Asegura el uso eficiente de los recursos, desde una perspectiva de ciclo de vida, y un pensamiento basado en riesgo.
  • Permite, no sólo asegurar el cumplimiento legal, sino a anticiparse a la aprobación de nuevos requisitos de carácter ambiental, lo que contribuye a minimizar riesgos desde un enfoque preventivo y a identificar nuevas oportunidades de negocio.
  • Imprescindible la implicación de los empleados, haciéndoles conscientes de la importancia de su participación en el sistema de gestión Este enfoque es propio del Reglamento EMAS desde sus inicios.
  • La Declaración Ambiental validada por un verificador independiente y acreditado, muy valorada por todas las partes interesadas, incluidas las administraciones públicas.
EMAS III