Categoría: Sector Alimentación / Industria Auxiliar

Sector Alimentación / Industria Auxiliar

Residuo Cero

Residuo Cero

El Residuo Cero (Zero Waste) es un concepto innovador y de Economía Circular, por lo que las empresas lo están considerando como un proyecto clave dentro de la estrategia de marketing, teniendo en cuenta que los conceptos Zero Waste y Economía Circular juntos, garantizan un impacto significativamente positivo en la imagen corporativa de la empresa desde el punto de vista de la Sostenibilidad.

El Zero Waste se puede certificar en base a una normalización de AENOR. Es un concepto desvirtuado que favorece a la empresa o entidad que se certifica; ya que el nombre da a entender que se consigue la generación de cero residuos, sin embargo, lo que hace es reconoce a aquellas organizaciones que valorizan las distintas fracciones de residuos que generan, dentro del alcance definido, evitando que tengan como destino final la eliminación en vertedero.

Solicite Presupuesto

El Zero Waste es un concepto innovador y de Economía Circular, por lo que las empresas lo están considerando como un proyecto clave dentro de la estrategia de marketing.

Este esquema no implica la no generación de residuos sino una gestión organizada de los mismos que permita reducir su generación, prepararlos para ser reutilizados y/o transformar el residuo en materias primas, reintroduciéndolas en la cadena de valor.

El concepto Zero Waste, se enmarca en la línea de actuaciones de la OCDE, PNUMA, G20, PEMAR, Unión Europea y España en lo relativo a Economía Circular, lo que da una ventaja competitiva a la empresa o entidad que se certifica en relación a posibles licitaciones de carácter público y/o privado.

Fuere en motivo que fuere, el Zero Waste es un concepto que está de moda dentro de la RSC de las empresas, especialmente IBEX35, y los defensores del medio ambiente y del sector residuos debemos “estar de enhorabuena”, ya que impulsa la apuesta de las empresas por lo que pronto denominaremos Economía Circular de los Residuos (ECR).

Residuo Cero

EMAS III

EMAS III

Reglamento Europeo CE 1221/2009. Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (Eco-Management and Audit Scheme)

El reglamento EMAS III es un sistema de gestión medioambiental reconocido a nivel nacional e internacional que permite a las empresas gestionar de manera eficaz los riesgos medioambientales de sus actividades.

Con la verificación EMAS, las empresas extienden aún más su compromiso haciendo pública su declaración medioambiental, así como sus objetivos y metas y el grado de cumplimiento de las mismas.

Para obtener el reconocimiento público de la certificación de su empresa a través de la verificación EMAS, requiere de una auditoría realizada por una tercera parte independiente y acreditada para ello.

Todas las organizaciones españolas que hayan implantado un sistema EMAS, aparecen en la base de datos europea denominada EU EMAS REGISTER. Las solicitudes para la inscripción en el registro EMAS de organizaciones ubicadas en una Comunidad Autónoma se presentarán al organismo competente de esa Comunidad Autónoma.

Por parte de IPYC se identifica toda la legislación aplicable en materia medioambiental, se evalúa el grado de cumplimiento por parte de la empresa, se documenta el manual y protocolos correspondientes, se forma al personal involucrado y se apoya a la empresa en la implantación del sistema y en las acciones orientadas a cumplir con la legislación.

EMAS

Solicite Presupuesto

El ámbito de la implantación de la gestión medioambiental es uno de los referenciales en los que la calidad y experiencia del equipo consultor es más determinante.

¿Qué valor aporta a mi empresa?

  • Mejora el comportamiento ambiental de la empresa a todos los niveles de la organización.
  • Contribuye al desarrollo de la economía circular.
  • Asegura el uso eficiente de los recursos, desde una perspectiva de ciclo de vida, y un pensamiento basado en riesgo.
  • Permite, no sólo asegurar el cumplimiento legal, sino a anticiparse a la aprobación de nuevos requisitos de carácter ambiental, lo que contribuye a minimizar riesgos desde un enfoque preventivo y a identificar nuevas oportunidades de negocio.
  • Imprescindible la implicación de los empleados, haciéndoles conscientes de la importancia de su participación en el sistema de gestión Este enfoque es propio del Reglamento EMAS desde sus inicios.
  • La Declaración Ambiental validada por un verificador independiente y acreditado, muy valorada por todas las partes interesadas, incluidas las administraciones públicas.
EMAS III

Huella de Carbono

Huella de Carbono

Se entiende como huella de carbono “la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto por un individuo, organización, evento o producto”.

Huella de carbono de una organización

Mide la totalidad de GEI emitidos por efecto directo o indirecto provenientes del desarrollo de la actividad de dicha organización.

Huella de carbono de producto

Mide los GEI emitidos durante todo el ciclo de vida de un producto: desde la extracción de las materias primas, pasando por el procesado y fabricación y distribución, hasta la etapa de uso y final de la vida útil (depósito, reutilización o reciclado).

Las emisiones asociadas a las operaciones de una organización se clasifican en directas o indirectas.

Emisiones directas de GEI

Son emisiones de fuentes que son propiedad de o están controladas por la organización. De una manera muy simplificada, podrían entenderse como las emisiones liberadas in situ en el lugar donde se produce la actividad, por ejemplo, las emisiones debidas al sistema de calefacción si éste se basa en la quema de combustibles fósiles.

Emisiones indirectas de GEI

Son emisiones consecuencia de las actividades de la organización, pero que ocurren en fuentes que son propiedad de o están controladas por otra organización. Un ejemplo de emisión indirecta es la emisión procedente de la electricidad consumida por una organización, cuyas emisiones han sido producidas en el lugar en el que se generó dicha electricidad.

Alcance de las emisiones de la Huella de CarbonoEsquema de los elementos que componen cada alcance. Fuente: GHG Protocol

La huella de carbono identifica la cantidad de emisiones de GEI que son liberadas a la atmósfera como consecuencia del desarrollo de cualquier actividad; permite identificar todas las fuentes de emisiones de GEI y establecer a partir de este conocimiento, medidas de reducción efectivas.

Una vez definidas cuáles son las emisiones directas e indirectas de GEI y para facilitar la detección de todas ellas, se definen 3 alcances:

Alcance 1

Emisiones directas de GEI. Por ejemplo, emisiones provenientes de la combustión en calderas, hornos, vehículos, etc., que son propiedad de o están controladas por la entidad en cuestión. También incluye las emisiones fugitivas (p.ej. fugas de aire acondicionado, fugas de CH4 de conductos, etc.).

Alcance 2

Emisiones indirectas de GEI asociadas a la generación de electricidad adquirida y consumida por la organización.

Alcance 3

Otras emisiones indirectas. Algunos ejemplos de actividades de alcance 3 son la extracción y producción de materiales que adquiere la organización, los viajes de trabajo a través de medios externos, el transporte de materias primas, de combustibles y de productos (por ejemplo, actividades logísticas) realizados por terceros o la utilización de productos o servicios ofrecidos por otros.

Metodologías utilizadas

Relacionamos a continuación una selección de las principales normas y metodologías de mayor reconocimiento internacional:

UNE-ISO 14064-1, UNE-ISO 14069, ISO 14067, GHG Protocol, PAS 2050, PAS 2060, ISAE 3000, ISAE 3410, EMAS, GRI.

Las numerosas metodologías reconocidas a nivel internacional están basadas en los principios de RELEVANCIA, INTEGRIDAD, CONSISTENCIA, EXACTITUD Y TRANSPARENCIA.

¿Sabías que existe el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono?

El Registro, creado por el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo por el MAPAMA, recoge los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad.

Todas las huellas inscritas vienen acompañadas obligatoriamente por un plan de reducción, y son chequeadas de forma previa a su registro. Cuando se reconoce que una organización ha reducido su huella, es debido a que cumple con un criterio estricto que demuestra una tendencia decreciente de emisiones.

Registro de la Huella de Carbono

Planes de igualdad

Planes de Igualdad

La promulgación de la Ley Orgánica de Igualdad 3/2007 ha fomentado la implantación de Planes de igualdad de oportunidades y Protocolos de prevención y actuación frente al acoso en el ámbito laboral para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo.

Con la aprobación de este Real Decreto-ley se establecen nuevas obligaciones para las empresas: a partir de ahora las empresas de 50 o más personas trabajadoras deben disponer de un plan de igualdad; la creación de un registro de salarios para evitar la discriminación por razones de género y la equiparación de la suspensión del contrato del progenitor distinto de la madre biológica.

Solicita Presupuesto sin compromiso

A partir de 50 trabajadores es obligatorio tener un Plan de Igualdad y registrarlo

El Real Decreto-Ley 6/2019 busca incrementar la eficacia de los Planes de Igualdad en las organizaciones. Para ello, el Gobierno establece fija diferentes plazos, en función del número de personas trabajadoras, para que las empresas se adapten a esta nueva obligación:

  • 1 año para las empresas de más de 150 y hasta 250

  • 2 años para las que tengan más de 100 y hasta 150

  • 3 años para las empresas de 50 a 100

Se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. Conoce el Real Decreto completo en este enlace.

Características del Plan de Igualdad

Los planes de igualdad contendrán un conjunto ordenado de medidas evaluables dirigidas a remover los obstáculos que impiden o dificultan la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Con carácter previo se elaborará un diagnóstico negociado, en su caso, con la representación legal de las personas trabajadoras, que contendrá al menos las siguientes materias:

Planes de Igualdad
  • a) Proceso de selección y contratación.

  • b) Clasificación profesional.

  • c) Formación.

  • d) Promoción profesional.

  • e) Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.

  • f) Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.

  • g) Infrarrepresentación femenina.

  • h) Retribuciones.

  • i) Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

Fases del Plan de Igualdad

 

1

Lanzamiento

2

Diagnostico

3

Elaboración del plan

4

Implantación

5

Evaluación y seguimiento

6

Comunicación, formación y seguimiento.

En IPYC Ingenieros diseñamos y elaboramos los Planes de Igualdad personalizado y adaptado a la realidad de la empresa, con el objeto de que convierta en un documento que permita a la empresa o entidad avanzar en la Igualdad de Género satisfactoriamente.

Entendemos los RRHH de la empresa como un activo crítico, por lo que la elaboración del Plan la desarrollamos bajo esa premisa. Apóyate en nuestro equipo para elaborar el Plan de Igualdad adecuado para tu empresa. Disponemos de diferentes programas en función de tus necesidades. Podemos ayudarte en cualquiera de sus fases, consúltanos.

BRC Packaging

BRC Packaging

BRC Global Food Packaging es una norma de reconocimiento internacional que surge de la necesidad de contar con una norma internacional para el envasado de alimentos. BRC y el Instituto de Packaging IOP desarrollaron esta norma para ayudar a los minoristas y los fabricantes de alimentos a cumplir con sus obligaciones legales en materia de seguridad alimentaria.

Esta norma supone un elemento muy importante para la protección de los consumidores, ya que proporciona una base común para realizar la auditoría a las organizaciones proveedoras de envases para productos alimenticios a minoristas.

La norma BRC Packaging diferencia entre dos niveles de riesgo en función del uso final del embalaje. Es decir, tiene en cuenta si el envase va a entrar en contacto directo con el alimento o va a ser un material secundario sin contacto directo con éste.

Además, esta normativa califica a los envases en contacto directo con alimentos con un nivel de riesgo alto de higiene, y los envases no alimentarios con un riesgo bajo de higiene. A la vez, el protocolo BRC Packaging divide a la industria del embalaje en cinco áreas materiales: vidrio, papel y cartón, metales, plásticos, madera y otros materiales.

¿Quién puede aplicarla?

La norma BRC Global Food Packaging está diseñada para fabricantes y transformadores de envases que serán utilizados posteriormente en la industria alimentaria.

Este protocolo también está dirigido a productores de envases alimentarios y no alimentarios, como los productos cosméticos, de perfumería, farmacéuticos y médicos.

También se aplica a las tareas previas a la transformación de materias primas, las operaciones de suministro de materiales de envasado con procesado adicional del producto o un nuevo envasado, y procesos que impliquen el uso de materiales de envasado desechables que entran en contacto con los alimentos.

La Norma BRC global está dividida en ocho tecnologías de fabricación:

Solicite Presupuesto

  • Fabricación y formación de vidrio

  • Fabricación de papel y conversión

  • Conformado de metal

  • Formación de plásticos rígidos

  • Fabricación de plásticos flexibles

  • Otras manufacturas

  • Procesos de impresión

  • Procesos químicos

BRC Packaging

¿Qué valor aporta a mi empresa y clientes?

  • Ajustarse a las especificaciones de calidad establecidas por clientes comerciales del país y del extranjero.
  • Mejorar el rendimiento y competitividad de su empresa.
  • Incrementar la seguridad alimentaria.
  • Impulsar la confianza del consumidor.
  • Acceso a nuevos mercados más exigentes.
  • Mejora de la imagen de la marca.
  • Elemento de diferenciación en relación a la competencia.

ISO 9001 Calidad

Esta norma hace referencia a los sistemas de gestión de la calidad y es reconocida internacionalmente. Al centrarse en los procesos y en la satisfacción del cliente, se puede aplicar tanto a proveedores de servicios como a fabricantes de productos, sin importar cuál es el tamaño o ubicación geográfica.

ISO 14001 Gestión Medioambiental

Es la norma que hace referencia a los sistemas de gestión ambiental. Trata de ayudar a las organizaciones a identificar, priorizar y gestionar los riesgos ambientales derivados de su actividad, y adaptarla de acuerdo con unos procedimientos de materia medioambiental, especialmente basados en la protección del medio natural y la prevención de la contaminación.

ISO 45001 Seguridad y Salud en el Trabajo

Esta norma hace referencia a los sistemas de gestión de seguridad y la salud en el trabajo. Su objetivo principal es prevenir los riesgos laborales, tanto de accidentes como de enfermedades. Estos sistemas garantizan entornos de trabajo seguros y saludables, además de ofrecer un marco que permite a la organización identificar y controlar sus riesgos, reducir el potencial de accidentes, cumplir con la legalidad vigente y mejorar su rendimiento en general.