GMP

Las normas GMP+, aplicables a la producción de piensos, su transporte y su comercio se han desarrollado para garantizar que la alimentación animal tenga un impacto seguro en los productos finales, ya que tiene una influencia directa sobre su calidad y seguridad.

El reglamento de la GMP (Buenas Prácticas de Fabricación) se aplica a los productores y comerciantes de componentes, alimentos para animales, premezclas y aditivos, así como el transporte, el transbordo, el cultivo y la alimentación en la explotación ganadera. Además de los laboratorios que llevan a cabo los análisis para ser certificados.

Todos estos controles son necesarios para que los consumidores de carne, leche, pescado y huevos reciban unos productos seguros y de alta calidad, por parte de la industria y los distribuidores.

El estándar GMP, desarrolla códigos de buenas prácticas, siguiendo el reglamento europeo sobre la higiene de los piensos (Reg. UE. 183/2005), que establece los requisitos de higiene y seguridad para toda la cadena alimentaria, incluidos los aditivos para piensos y premezclas. Además integra los principios del sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control). Y el organismo holandés de alimentación animal (PDV) y la Asociación Europea de aditivos para piensos y premezclas (FEFANA).

Solicite Presupuesto

Principales características de las normas GMP:

  • Requiere un sistema interno de calidad en la compañía (basado en la norma ISO 9001)
  • Aplicación de los principios del APPCC para garantizar la seguridad
  • Requisitos y medidas de control genéricos en el proceso de producción, incluyendo la trazabilidad y la retirada
  • Garantía de las normas legales y reglamentarias de los productos

¿Qué valor aporta a mi empresa y clientes?

  • Cumplimiento de las Exigencias Sanitarias: Favorece las relaciones con la Agencia del Medicamento y productos Sanitarios, en asuntos relacionados con licencias y diversos trámites.
  • Garantiza la seguridad de los productos: Permitir a los clientes solicitar la certificación y evaluación de los proveedores, si operan en un país con un fuerte marco legislativo en la seguridad de los alimentos para animales
  • Imagen comercial: Mejora la imagen de la empresa facilitando la consecución de los plazos de entrega y la optimización de costes humanos y materiales, demostrando que el pienso o sus ingredientes se producen a través de procesos seguros
  • Mejora competitiva: Permite a la empresa ganar cuota de mercado gracias a la confianza que genera entre los clientes y consumidores.
  • Reducir el número de auditorías: Reduciendo el número de auditorías realizadas por los clientes se ahorran costes y tiempo de gestión.