Estoy facturando más que el año pasado, pero los resultados no son los esperados ¿Qué me está pasando?

Desafortunadamente cada vez más, nos están contratando empresas con esta problemática para que les ayudemos a resolverla.

Para ello en primer lugar hay que entender qué es lo que está ocurriendo y ello se reduce a la reducción de los márgenes de beneficio por dos motivos:

  • disminución del precio de venta
  • aumento de los costes de fabricación,
    • debido a que está cambiando el sistema demanda:
      • disminución del tamaño de pedido (mayor frecuencia de cambios, mas mermas de MP)
      • y de los tiempos de servicio (mucho más cortos pero dada la incertidumbre de la demanda no es posible stockar)
    • el aumento del precio de las materias primas y costes energéticos. No obstante éstos son en la mayoría de los casos los únicos argumentos que puede llegar a entender el cliente para aceptar un incremento de los precios de venta, ya que se dan de forma generalizada en sector.

Asi pues, las empresas actualmente deben de hacer frente a retos que cuestionan su forma de funcionamiento tradicional. El modelo de gestión de empresa tradicional no tiene cabida en el mercado actual, por lo que se hace necesario el que las empresas transformen su modelo de gestión actual en un modelo de gestión que permita a la empresa adaptarse a los nuevos retos que impone en el mercado y asegurar su rentabilidad.

Un ejemplo claro de que las empresas aun están gestionándose según el modelo tradicional se consigue preguntando cuantas empresas conocen el OEE y están trabajando con el de forma continua?

El resultado es evidente: el 95% de las empresas NO conocen el OEE, siendo éste un indicador internacional que mide la productividad de una empresa y permite saber donde se tienen los problemas y como abordarlos (mas info en  www.doeet.eu)

Facturación sin resultadosLos nuevos sistemas de gestión deben permitir a las empresas:

  • Ser rentables aun ajustándose a los precios que dicta el mercado.
  • Ser rentables aun produciendo lotes pequeños.
  • Ser rentables aun teniendo una demanda de producto muy aleatoria.
  • Poder ser competitivas aun teniendo los recursos muy ajustados.
  • Ser rentables al satisfacer los requisitos establecidos por el cliente sin perder competitividad.

Para poder conseguir las metas anteriores, las empresas deben de hablar en términos de eficiencia a todos los niveles de la organización.

Desde IPYC, para facilitar la implantación del nuevo modelo de gestión y asegurar su continuidad en el tiempo combina su experiencia en el campo de la organización industrial con la filosofía Lean Manufacturing y las herramientas que las apoyan como doeet.

Una empresa dirigida bajo un modelo de gestión Lean, está totalmente orientada a: HACER LAS COSAS BIEN Y A LA PRIMERA. Por lo que puede garantizar producto, precio y servicio a un coste competitivo. Requiriéndose para ello la implicación de todo el personal y de forma especial de la Dirección de la empresa.

En IPYC Ingenieros somos expertos en ayudar a las empresas a realizar su transformación interna, realizando desde el análisis inicial hasta el posterior apoyo para la implantación de las acciones, así como la formación del personal en este nuevo modelo de organización.

En el próximo boletín hablaremos de otro concepto muy importante que es el Valor (el cliente solo está dispuesto a comprar Valor): todo los que no aporta valor hay que eliminarlo, es desperdicio.

Lanzamos la siguiente pregunta para realizar un ejercicio de reflexión: De todo los trabajos que realizamos a lo largo del dia, ¿Cuántos realmente aportan valor?

Deja un comentario