El poder del Lean en el Cuidado de la Salud

Principios del Lean Management se han utilizado con eficacia en las empresas de fabricación durante décadas, sobre todo en Japón. No obstante cada vez más, los principios lean están siendo aplicados con éxito a las empresas de servicio y en concreto a la prestación de asistencia sanitaria.

El pensamiento Lean comienza con la eliminar el desperdicio (aquello que no aporta valor) de manera que todo el trabajo que se desarrolle aporte valor y sirva para atender a las necesidades del cliente. Identificar el valor añadido y los pasos que no son de valor agregado en cada proceso es el inicio del camino.
Lean HealthPara que el pensamiento Lean se arraigue en la organización, los Directivos deben trabajar en una primera etapa en crear la cultura necesaria para ser receptivos al Lean Thinking. La implicación debe comenzar desde la alta dirección, estando toda la organización involucrada en el rediseño de los procesos para mejorarlos y eliminar las ineficiencias.

Aunque el cuidado de la salud difiere en muchos aspectos de la fabricación, también hay similitudes sorprendentes: Tanto al fabricar un coche como en la prestación de atención de salud a un paciente, los trabajadores se basan en múltiples complejos procesos para llevar a cabo sus tareas y proporcionan valor al cliente o paciente.

Los resultados obtenidos a partir de la implantación del Pensamiento Lean en el cuidado de la salud demuestran que, cuando se aplica con rigor y en toda una organización, los principios Lean pueden tener un impacto positivo en la productividad, el costo, la calidad y los tiempos de los servicios prestados.

Introducción

El concepto llamado “lean management” o “pensamiento lean” es más comúnmente asociado con la fabricación japonesa, en particular el Sistema de Producción Toyota (TPS). El TPS está basado en el trabajo del gurú de la calidad W. Edwards Deming, quien les enseña, entre otras cosas, que los gerentes deben dejar de depender de la inspección en masa para lograr la calidad y, en cambio, se deben de centrar en la mejora del proceso de producción y la creación de la calidad en el producto desde las primeras fases.

Entonces, ¿qué se entiende por “pensamiento lean”? En pocas palabras: Lean es hacer más con menos.

El pensamiento Lean no se asocia con el cuidado de la salud. Pero los principios de lean management valen para la Atención Sanitaria y el cuidado de la salud, de la misma manera que lo hacen en otras industrias, dando como resultado el agilizar los procesos, reducir costos, mejorar la calidad y la entrega oportuna de los productos y servicios.

El pensamiento Lean no es una táctica de fabricación o de un programa de reducción de costos, sino una estrategia de gestión que se aplica a todas las organizaciones, ya que tiene que ver con la mejora de los procesos. Todas las organizaciones, incluidas las organizaciones del cuidado de salud se componen de una serie de procesos o conjuntos de acciones destinadas a la creación de valor para aquellos que usan o dependen de ellos (clientes / pacientes).

Cada vez más, está creciendo entre los principales líderes de la salud a nivel mundial la certeza de que los principios Lean pueden reducir los desperdicios y mejorar los resultados (a mejorar los procesos y los resultados, reducir los costos y aumentar la satisfacción de los pacientes, de los proveedores y el personal).

Como empezar

La idea central de Lean consiste en determinar el valor de cualquier proceso dado distinguiendo paso por paso si aportan o no valor añadido y en estos casos la eliminación del desperdicio (o muda en japonés), de modo que al final de cada paso solo añada valor al proceso.

Para maximizar el valor y eliminar los desperdicios, los directivos de las organizaciones deben de:

  • evaluar los procesos especificando con exactitud el valor deseado por el usuario.
  • identificación de cada paso en el proceso (o “cadena de valor”, en el lenguaje del Lean).
  • la eliminación de pasos que no aportan valor añadido.
  • creando el flujo de valor de principio a fin basado en las necesidades del cliente / paciente.

Cuando se aplica con rigor y en toda una organización, los principios Lean pueden tener un efecto muy importante en la productividad, costes y calidad. La figura 1 presenta resultados obtenidos de aplicar el  pensamiento lean en la industria. No existe ninguna razón a priori para que no se den los mismos resultados en el sector de la Asistencia Sanitaria. .

Concepto Mejora
Aumento de la Productividad

45 – 75%

Reducción de costes

25 – 55%

Aumento de la Producción

69 – 90%

Reducción de errores

50 – 90%

Reducción de inventarios

60 – 90%

Reducción de desorden

35 – 50%

Reducción de los tiempos de entrega

50 – 90%

Figura 1.El impacto de Principios de Lean en la Industria

* Los resultados han sido obtenidos posteriormente a una evaluación de cinco años de numerosas empresa, con implantaciones del pensamiento Lean entre 1 y 7 años.

Ejemplo del poder del Lean en el Cuidado de la Salud

Virginia Mason Medical Center en Seattle, Washington, ha estado utilizando los principios del Lean desde 2002. Al trabajar para eliminar los desperdicios, Virginia Mason consiguió aumentar la capacidad de los programas y las prácticas existentes de manera que las ampliaciones previstas fueron desestimadas por mejor aprovechamiento de los recursos existentes:

  • el ahorro en gastos significativos de capital:
  • Ahorro de 1 millón de dólares para un cámara hiperbárica adicional que ya no era necesaria.
  • Ahorro de 1 a 3 millones para un equipo de endoscopia
  • 6 millones de dólares para nuevas salas de cirugía que ya no eran necesario.

A pesar de una “política de no despidos”, un principio clave del Lean, las tendencias de necesidades de personal en Virginia Mason muestran un descenso en 2003 y 2004, después de seis años de aumentos anuales en el número de equivalentes de tiempo completo (ETC).

Utilizando los principios Lean, el personal, los proveedores y los pacientes han mejorado o rediseñado los procesos para eliminar los desperdicios, lo que requiere un menor número de personal y menos trabajo y que resulta en una mejor calidad de forma continua. En consecuencia; ya que los empleados se jubilan o abandonan por otras razones, la mejora de la productividad permite el que no sean reemplazados.

Se requirió que los 5.0000 empleados de Virginia Mason para asistir a una “Introducción a Lean” y muchos han participado en Semanas de Mejoras Rápidas de Procesos (RPIW). RPIWs son intensivas sesiones semanales en el que los equipos analizan los procesos, proponen, prueban e implementar mejoras.

Los resultados de los 175 RPIWs que se realizaron entre enero de 2002 hasta marzo de 2004 se muestran a continuación:

  • Inventario $ 1.350.000 Dólares: Reducción del  53%
  • Productividad 158 FTEs:  36% reasignados a otras posiciones abiertas
  • Superficie 22,324 m2: Reducción del 41%
  • Tiempo de servicio: Reducción del 65%
  • Desplazamientos del personal: Reducción del 44%
  • Tiempos de preparación Reducción del 82%

Fuente: Virginia Mason Medical Centerl.

Deja un comentario